Los residuos de construcción y demolición son una mezcla de materiales minerales y no minerales.

Por ejemplo, mezclas de

  • madera
  • metales
  • cables
  • film plástico
  • materiales de embalaje
  • vidrio
  • papel
  • cartón
  • plásticos, etc.

Entre los materiales minerales se encuentran, por ejemplo: ladrillos, azulejos, escombros de paredes, piedras, hormigón, etc. Se excluyen residuos especiales tales como, por ejemplo: aislantes para tejados, materiales con amianto, pinturas, lacas, etc.

EL PROCESO.

De estos residuos de construcción y demolición, los materiales no recuperables son separados de los recuperables y las fracciones recuperables  son agregadas por separado al ciclo. Los principales beneficios obtenidos son: la obtención de productos reciclables de alta calidad, la preservación de los vertederos y la protección frente a residuos peligrosos.