Sutco ha desarrollado la criba rotativa como componente principal para plantas de tratamiento avanzado de residuos. Ha sido diseñado para la creación de diferentes fraciones de residuos, la ruptura de conglomerados y la homogeneización del material.

Los Trómeles se usan para cribar un amplio espectro de materiales, como p.e.: escorias y cenizas, residuos de construcción y demolición, papel y cartón, plásticos, madera, residuos orgánicos, etc. Es posible la creación de 2 a 4 cortes de cribado, así como el tratamiento de hasta 160 ton./hora

APLICACIÓN

DESCRIPCIÓN DEL SISTEMA

El tambor del trómel, instalado en una posición inclinada, es el núcleo de la criba rotativa. El tambor está equipado, para cada modulo, con seis placas intercambiables montadas sobre la circunferencia. Dependiendo de su dimensionamiento, el tambor de trómel puede comprender entre 4 y 10 módulos. El cuerpo del trómel se apoya sobre dos pistas mecanizadas. Dependiendo de los requisitos, se pueden generar diversas fracciones mediante el trómel. El equipo incorporado (freno, acelerador) se puede utilizar para influir en el resultado del cribado.

Las perforaciones de la criba pueden ser diseñadas como perforaciones redondas o rectangulares, con protecciones anti-envoltura en caso de las perforaciones redondas. Junto con las pistas mecanizadas, el tambor del trómel está soportado por un total de 4 rodillos con revestimiento vulkollan. El movimiento giratorio del cuerpo del trómel se genera a través de uno o dos rodillos accionados por motorreductores. Los soportes de estos rodillos están atornillados al bastidor base.

Un rodillo de presión axial, que ejerce presión contra una pista lateral, evita que el tambor del trómel se desplace axialmente por la rotación y la inclinación del trómel. El bastidor base se apoya en soportes sujetos a la cimentación.